Buscar
  • Marta Marín Ostariz

Hábitos "eco" y minimalistas para guionistas

¿Te importa el impacto que provocamos en el medioambiente? ¿Quieres ser "ecofriendly" en tu trabajo al mismo tiempo que ahorras dinero?


Estos hábitos para guionistas se basan en pensar qué es lo que realmente necesitamos para trabajar, evitando la acumulación innecesaria y las compras compulsivas. Esto, unido a unas elecciones eco-responsables, hará que también estemos aportando nuestro pequeño granito de arena en la protección del planeta.




Tener una cosa de cada

Diría que para trabajar como guionista solo son necesarios un buen ordenador, un cuaderno con bolígrafo y, opcionalmente, una pizarra. Sin embargo, tendemos a comprar muchos cuadernos sin haber acabado los anteriores, solo porque nos parecen bonitos. Lo mismo sucede con los ochenta bolígrafos a los que se les seca la tinta, possit, folios de colores, etc. Teniendo una cosa de cada y comprando solo cuando se acabe, puedes hacer igualmente tu trabajo y además ahorrarás dinero.


Todo digital, en la medida de lo posible

Documentarse, escribir, enviar documentos por email. Todo esto se hace de manera digital. Evita imprimir copias, a no ser que sea necesario. El papel que tengas puede durar mucho más tiempo, así como la tinta de tu impresora.


Si recibes facturas en papel, como por ejemplo de la luz o de tu banco, pide que dejen de enviártelas y consulta todo a través de internet.


Elige material reciclado

Hay ocasiones en las que nos gusta mucho usar papel. Por ejemplo, cuando apuntamos ideas a mano en nuestro cuaderno o usamos la agenda. Yo soy de este grupo, aunque me encantaría poder ser de los que apuntan todo en notas del móvil.




Si tienes que usar papel, escoge opciones más ecológicas o amigables con el planeta. En las tiendas y supermercados tienen cuadernos, agendas y otros materiales de oficina elaborados con papel y materiales reciclados. Estás dando una segunda vida a esos materiales y evitando acumular más basura.


Todo en orden

Mantener cada cosa en su sitio y establecer un orden para guardar tus cosas te ayudará a encontrarlas rápidamente. Además, se elimina ese "ruido visual" que nos provoca ver desorden, y eso ayuda a la que la mente también se sienta más tranquila y concentrada en el trabajo.


Sin distracciones

Y para la concentración, nada como dejar el móvil fuera de la oficina. En el ordenador, evita meterte en redes sociales o distraerte con noticias. La productividad comienza por eliminar todos los estímulos que no nos ayuden a hacer nuestro trabajo.


Apaga las luces y los elementos de climatización

En verano, es normal ponerse un ventilador en el lugar de trabajo o enchufar el split de aire acondicionado. Al final, pasamos muchas horas en un sitio y hay que estar lo más cómodo posible. Y ahora, en invierno, nos ponemos cerca una estufa o encendemos los radiadores.

Cuando hayas terminado de trabajar, asegúrate de que apagas todo si no vas a estar en el cuarto. A mi me ha pasado de dejarme un calefactor varias horas, y la factura de la luz casi me hace llorar.



Un menor consumo de electricidad, gas o agua también repercutirá de manera beneficiosa en el medio ambiente. Además, escoger una compañía que apueste por energías renovables también es una muestra de apoyo al medioambiente.


Gracias a tus pequeños actos, que se suman a los de más personas, conseguiremos un cambio. Porque una forma de vivir más sostenible es posible. Nosotros y las generaciones futuras merecemos encontrar un planeta en condiciones.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo