Buscar
  • Marta Marín Ostariz

La concentración a la hora de escribir

Hoy en día es casi imposible no ver a la gente pegada a la pantalla de un móvil. Piénsalo, desde que sales de casa por la mañana siempre hay alguien (sino eres tú mismo) que está mirando algo en el móvil, simplemente por adicción al aparato.


Esa necesidad de llevar el móvil contigo todo el rato, incluso en casa, puede perjudicar el rendimiento en tu trabajo. Estar pegado al móvil desconcentra de las cosas importantes; lo que sucede a tu alrededor (la observación es importante para el guionista), escribir... incluso los momentos de intimidad familiar. Y si nos fuéramos más allá, evita que tengamos necesarios momentos de reflexión, de estar completamente solos.


Uno no quiere que puedan localizarle en todo momento, ni que lo entretengan. No nacemos con un móvil pegado a la mano ¿Por qué tener el móvil en tu mesa de trabajo? Haz un uso responsable siendo consciente de que hay momentos en que es mejor dejarlo apartado en un rincón.

Por mi experiencia, te recomiendo dejar el móvil en otro cuarto en modo "no molestar", meterte en tu despacho o zona de trabajo, y escribir en silencio, o mejor dicho, en paz.

Con respecto a cómo tratar con tus clientes, puedes poner un horario de atención que sea óptimo pero que no interfiera con tu momento de trabajo. Igualmente, nuestros familiares deben comprender que, por mucho que trabajemos en casa o que nuestro horario de trabajo sea indeterminado, no deja de ser un empleo como otro cualquiera, y no podemos ser molestados. Si te ayuda poner un cartel en tu puerta de "No molestar", adelante.


Mientras uses el ordenador, por supuesto, ni Facebook, ni Twitter, ni Instagram ¿Y qué decir de aquellos que usan el ordenador mientras ven la televisión? Si es trabajo, amigo, no lo hagas.


Es necesario desconectar. A mi me ha costado dejar de lado el móvil, hay días en que se me olvida, pero es un ejercicio (podemos llamarlo así por el esfuerzo que supone) que aporta muchos beneficios, como estar más presente en el momento, disfrutar de las pequeñas cosas, y por supuesto, tener absoluta concentración para que aquello que estamos escribiendo sea tan bueno como queremos que sea.

0 vistas
© 2020
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now